Saltar al contenido

Cómo cerrar una Cuenta Bancaria

Si tu cuenta bancaria te trae más problemas que ventajas, lo mejor que puedes hacer es cancelarla. De esta forma evitarás comisiones, costes y otros inconvenientes que generan muchas cuentas al declararse como inactivas.

En caso de que estés algo perdido y no sepas cómo llevar a cabo la cancelación de una cuenta bancaria, no te preocupes. Hoy te traemos una guía en la que te explicaremos paso por paso cómo cerrar una cuenta bancaria.

Cerrar una Cuenta Bancaria: Paso a Paso

Aunque pueda parecerte toda una odisea, cerrar una cuenta bancaria puede ser muy sencillo si conoces cuáles son los pasos a seguir. Para conseguirlo, solo necesitas hacer lo siguiente:

Pasos previos a la cancelación

Empieza por asegurarte de que tu cuenta está lista para ser cancelada. Para ello deberás:

  • Transferir los fondos a otra cuenta, y dejarla a cero.
  • Asegúrate de que todas los pagos que tuvieras domiciliados en la cuenta hayan sido modificados.
  • Procura que todas las operaciones hayan finalizado antes de tramitar el cierre.

Este último punto es especialmente importante. Si, por ejemplo, has realizado una transferencia bancaria a otra entidad con los fondos que quedaban en la cuenta, debes asegurarte de que esta haya finalizado. Es decir, que haya llegado a la cuenta de destino.

De lo contrario, la operación podría verse interrumpida por el proceso de cancelación.

Otro punto que debes tener en cuenta antes de cerrar la cuenta es que es posible que se te solicite entregar las tarjetas bancarias correspondientes, además de otros productos asociados como talonarios o la cartilla del banco.

También deberás tener en cuenta si has contratado algún servicio asociado a tu cuenta, cómo un préstamo, una cuenta de ahorro o una cuenta de inversión. Es probable que debas cancelar estos servicios antes de empezar el proceso de cierre de la cuenta.

Cancelación de la cuenta

Por desgracia, en la gran mayoría de los casos, esto implica trasladarse a una oficina. No obstante, y antes de acudir a ninguna de estas, utiliza los medios de atención al cliente de la entidad correspondiente para asegurarte de que el proceso no puede realizarse de forma online.

También puedes pedir una cita en la sucursal que te corresponda, para asegurarte así de que podrán atenderte debidamente.

En algunas entidades (aunque no en muchas) es posible tramitar el cierre por internet, pero este punto lo veremos más adelante. Lo habitual es que debas acudir a la oficina con tu documento de identidad y, una vez allí, tendrás que solicitar la cancelación de la cuenta.

Certificado de cancelación

En la oficina, un agente de la entidad te ayudará y tramitará la cancelación. Pero es muy importante que, antes de abandonar la sucursal, solicites el certificado de cierre.

Este documento será fundamental si, en el futuro, deseas reclamar cualquier aspecto relacionado con la cuenta que has cerrado, como comisiones mal aplicadas o cargos desconocidos.

Cancelar una cuenta bancaria: Vías y Documentación

Cerrar cuenta bancaria

Al pensar en cancelar una cuenta bancaria es probable que te vengan muchas preguntas a la cabeza. ¿Cuáles son las vías disponibles para hacerlo? ¿Solo es posible tramitar su cancelación acudiendo a una sucursal? ¿Y tiene algún coste este servicio?

Lo cierto es que existen muchas vías a través de las cuales una entidad puede permitir a sus clientes cerrar una cuenta bancaria, pero no todos los bancos las ofrecen. Algunos de los medios más habituales son:

  • Oficina: todas las entidades permiten cancelar una cuenta a través de este medio, a excepción de aquellas que no disponen de sucursales.
  • Online: algunas cuentas online pueden cancelarse por internet, desde sus perfiles en la banca digital de la entidad.
  • Teléfono: muchas entidades ofrecen a sus clientes la posibilidad de iniciar la cancelación por teléfono, aunque casi siempre acaba por ser necesario enviar documentación o acudir a una oficina para finalizar el proceso.
  • Correo: en algunos casos, es posible cerrar una cuenta enviando la documentación por correo postal e incluso por email. Pero depende de la entidad.

Dado que estas vías están disponibles en algunos casos, podemos afirmar que no siempre es necesario trasladarse a una oficina. Sin embargo, en la gran mayoría de los casos será obligatorio realizar este trámite de forma presencial.

En caso de que el traslado hasta una de las sucursales de la entidad sea imposible, puede negociarse con la misma otros métodos. El más común suele ser el correo postal, aunque también es posible otorgar un poder notarial a un tercero que actúe en tu nombre ante el banco.

Por otro lado, cancelar una cuenta bancaria no tendría por qué tener ningún coste, y, en la gran mayoría de los casos, es completamente gratuito. No obstante, hay algunos posibles gastos que deberás tener en cuenta:

  • Saldo negativo: si tu cuenta tiene saldo negativo, tendrás que dejarla a cero antes de tramitar la cancelación. Es decir, deberás abonar la deuda que se haya originado.
  • Crédito, financiación, etc.: si has solicitado algún crédito o financiación, lo más probable es que debas cancelar tu deuda antes de poder cerrar la cuenta. En el caso de hipotecas y otro tipo de operaciones similares, es probable que la entidad te ofrezca un medio de pago alternativo.
  • Permanencia: algunas cuentas bancarias tienen permanencia. Esto es más común en productos que ofrecen ofertas de captación. Para asegurarte de no estar incumpliendo un compromiso de permanencia, lee el contrato de apertura de tu cuenta o contacta con el servicio de atención al cliente de la entidad.

Cómo cerrar una cuenta vía online

Para cerrar una cuenta de forma online, deberás seguir pasos similares a los indicados previamente. Es decir, el primer paso será dejar tu cuenta a cero, procurando que no quede ninguna operación sin finalizar y que todas tus domiciliaciones han sido modificadas correctamente.

Una vez te hayas asegurado de todo esto, podrás tramitar el cierre. El proceso variará en función de la entidad, pero cómo norma general estas son las opciones posibles.

Cerrar una cuenta bancaria desde la app del banco

Para cancelar tu cuenta desde la app móvil, tendrás que acceder a tu perfil con tu clave de acceso, y dentro del apartado de posición global dirigirte al apartado de configuración de la cuenta. Allí deberás encontrar un botón que indique “Cancelar cuenta” o “Cerrar cuenta”.

Selecciona esa opción y sigue los pasos que verás en pantalla. Si no encuentras este comando en ningún apartado del menú de la app, es probable que tu cuenta no pueda cancelarse por este medio.

Cerrar una cuenta bancaria desde la web del banco

Es una de las opciones más comunes entre las cuentas que pueden cancelarse de forma online.

Para hacerlo accede a tu perfil desde la web del banco, y accede a tu posición global. Una vez allí, busca en el menú de configuración la opción “Cancelar cuenta” o “Cerrar cuenta”. Sigue los pasos que verás en pantalla una vez la hayas seleccionado.

Cerrar una cuenta bancaria por correo electrónico

Otra forma de cancelar tu cuenta de forma online es enviando la solicitud de cierre vía email. Si la entidad ofrece en su web oficial un formulario de cancelación, puedes rellenarlo y enviarlo por este medio.

No suele ser lo más común, pero en algunos casos es una buena forma de cerrar la cuenta sin necesidad de contactar con ningún agente.

¿Es posible cerrar una cuenta por teléfono?

Otra de las vías disponibles para cancelar una cuenta es llamando a su servicio de atención al cliente. De hecho, en algunos casos como, por ejemplo, Openbank, llamar por teléfono es la única forma de cancelar la cuenta.

En estos casos, además de contactar con la entidad, es probable que debas facilitar cierta documentación por correo electrónico. Todo esto te lo indicará el agente con el que hayas contactado.

Cancelar una cuenta bancaria que no utilizamos

Cuando ya no utilizas una cuenta bancaria, la mejor alternativa es tramitar su cancelación cuánto antes. Pero, ¿cómo se cierra este tipo de cuenta bancaria?

En este caso, el proceso sería exactamente igual al que hemos explicado en otros casos, aunque puedes tener una serie de inconvenientes. Por ejemplo, es bastante probable, si hace mucho que no usas la cuenta, que hayas extraviado tarjetas, cartillas y otros elementos asociados.

Para poder tramitar la cancelación pese a estas incidencias, es más que probable que se te solicite que acudas a la oficina, en lugar de utilizar otras vías disponibles.

Por otro lado, si decides no cerrar la cuenta pese a no utilizarla, puedes estar en problemas. Y es que, pasados tres años de inactividad total, la entidad puede declararla inactiva. Cuando esto sucede, los fondos pasan a la cuenta global y pueden aplicarse comisiones, según indicará en las condiciones del producto.

Es por eso que cuando dejas de usar una cuenta bancaria, lo mejor es tramitar su cancelación cuanto antes.

Preguntas frecuentes sobre cerrar una cuenta bancaria

¿Qué pasa si cancelo una cuenta bancaria?

Al cancelar una cuenta bancaria esta deja de existir. Es por eso que antes de cancelarla es muy importante que te asegures de haber transferido todos tus fondos a otra cuenta, que no quedan operaciones abiertas y que todos tus recibos y domiciliaciones han sido modificados.

¿Cuándo se cancela una cuenta en el banco?

Para que una cuenta se cancele debes solicitar el cierre de la misma. Si no la usas durante un periodo máximo de 3 años, la entidad puede considerarla inactiva, y transferir los fondos a la cuenta global.

Sin embargo, esto no quiere decir que la cuenta se haya cancelado, por lo cual te pueden aplicar comisiones por inactividad. Es por eso que es fundamental cerrar una cuenta cuando ya no la utilizas.

¿Cómo cancelar una cuenta bancaria sin ir a la oficina?

En algunos casos es imposible cancelar una cuenta bancaria sin ir a la oficina, pero si has abierto una cuenta online (cómo la de BBVA o N26), es posible cerrarla a través de internet.

No obstante, si la entidad te exige que te traslades hasta la oficina pero es imposible para ti hacerlo puedes intentarlo contactando con el servicio de atención al cliente, enviando la documentación por correo postal, o otorgando un poder notarial a una tercera persona que te represente en la oficina y tramite la cancelación por ti.